El proceso de extracción garantiza seguridad absoluta para los destinatarios o receptores de la leche donada y pasteurizada