CANCER DE PROSTATA

¿Puede curarse el cáncer de próstata?

Según datos provenientes del Instituto Nacional del Cáncer, en la Argentina, el carcinoma prostático representa la tercera causa de muerte en varones y la quinta a nivel general, cobrándose 3.900 vidas al año.

  • Antonella Prospitti
  • DiarioSalud.com
Modo resumen

El cáncer de próstata es una enfermedad maligna que afecta a la glándula prostática, ubicada por debajo de la vejiga de los hombres. Se presenta en personas mayores de 50 años, aunque por lo general avanza lentamente. Su proceso es asintomático, por ello, quienes poseen este tipo de cáncer lo desconocen hasta que aparecen signos en su estadio avanzado.

En cifras, ataca por año a 11 mil hombres y mata a casi 4 mil, incide sobre el 19,7% de la población, lo que representa 11 mil nuevos casos cada año. Según el doctor Federico Aveni, médico Urólogo del Centro Médico Chacras (Mat. 10408), sus causas son desconocidas, aunque se advierten estudios sobre mutación genética (hereditaria y no hereditaria) del ADN de las células prostáticas como un posible motivo. “El 10% de los pacientes suele tener antecedentes genéticos”, señaló siguiendo lo antedicho.

Precedentes familiares como que algún hombre de la familia haya padecido cáncer de próstata, un antecedente importante de cáncer de mama, o genes con más predisposición al mismo (BRCA1 o BRCA2) aumentan las posibilidades de padecer el carcinoma prostático, de acuerdo al sitio Mayo Clinic.

Por suerte, según el médico, el cáncer de próstata localizado (esto es, cuando no se ha extendido a otras partes del cuerpo) es curable: “Puede tratarse con cirugía (prostatectomia radical) o con radioterapia, y es detectado tempranamente mediante pruebas de screening con PSA (Antígeno Prostático Específico) y tacto rectal. El diagnóstico definitivo se obtiene a través de la anatomía patológica por una biopsia prostática”, aseguró.

También es posible la disminución de riesgos de un carcinoma de estas características, indica Mayo Clinic, tomando las siguientes precauciones:

  • Llevando una dieta saludable con frutas y verduras: aunque todavía debe probarse de manera concluyente si es posible evitar el cáncer de próstata a través de la dieta, llevar una alimentación saludable con variedad de frutas y vegetales puede mejorar tu estado de salud general;
  • Haciendo ejercicio la mayoría de los días de la semana: existen algunas evidencias de que los hombres que no hacen ejercicio tienen niveles de antígeno prostático específico más elevados, mientras que los hombres que se ejercitan pueden tener un riesgo menor de padecer cáncer de próstata. ;
  • Manteniendo un peso saludable y
  • Realizando consultas con el urólogo: los hombres que corren un alto riesgo de padecer cáncer de próstata pueden considerar tomar medicamentos o hacer otros tratamientos para reducir su riesgo.

Recomendaciones

En caso de antecedentes, la Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda el diálogo de los varones con sus médicos para tomar una decisión fundamentada sobre si deben o no hacerse las pruebas de detección temprana.

El diálogo con su médico sobre las pruebas de detección debe ocurrir:

  • Al cumplir 50 años para los hombres con riesgo promedio de cáncer de próstata y que se espera vivan al menos 10 años más;
  • A la edad de 45 años en los hombres que están en alto riesgo de cáncer de próstata. Entre estos hombres se encuentran los de raza negra y aquéllos cuyos parientes de primer grado (padre, hermano, o hijo) recibieron un diagnóstico de cáncer de próstata a una edad temprana (menores de 65 años);
  • A los 40 años de edad para hombres con un riesgo aún mayor (aquellos con más de un pariente de primer grado que ha tenido cáncer de próstata a una edad temprana).

También se deben tener en cuenta signos como

  • Problemas para orinar;
  • Disminución en la fuerza del flujo de la orina;
  • Presencia de sangre en el semen;
  • Molestia en la zona pélvica;
  • Dolor en los huesos; y/o
  • Disfunción eréctil.

El cáncer de próstata es una enfermedad maligna que afecta a la glándula prostática, ubicada por debajo de la vejiga de los hombres. Se presenta en personas mayores de 50 años, aunque por lo general avanza lentamente. Su proceso es asintomático, por ello, quienes poseen este tipo de cáncer lo desconocen hasta que aparecen signos en su estadio avanzado.

Sus causas son desconocidas, aunque se advierten estudios sobre mutación genética (hereditaria y no hereditaria) del ADN de las células prostáticas como un posible motivo. Precedentes familiares como que algún hombre de la familia haya padecido cáncer de próstata, un antecedente importante de cáncer de mama, o genes con más predisposición al mismo (BRCA1 o BRCA2) aumentan las posibilidades de padecer el carcinoma prostático, de acuerdo al sitio Mayo Clinic.

Por suerte, según el urólogo Federico Aveni, perteneciente al staff del Centro Médico Chacras (Mat. 10.408), el cáncer de próstata localizado (esto es, cuando no se ha extendido a otras partes del cuerpo) es curable: “Puede tratarse con cirugía (prostatectomia radical) o con radioterapia, y es detectado tempranamente mediante pruebas de screening con PSA (Antígeno Prostático Específico) y tacto rectal. El diagnóstico definitivo se obtiene a través de la anatomía patológica por una biopsia prostática”, aseguró.

Para comentarios, propuesta de notas o inquietudes comunicate a lectores@diariosalud.com.ar

Las notas firmadas y los contenidos publicitarios no reflejan necesariamente la opinión de los editores. Los contenidos publicados por Diario Salud son de carácter exclusivamente informativo para los usuarios y/o lectores, por lo que todos los contenidos o informaciones facilitadas a los usuarios nunca sustituyen el juicio de un médico o profesional de la salud ni la necesidad de una consulta médica o del profesional de salud pertinente individualizada referida a un caso concreto. Si los usuarios pueden estar sufriendo una emergencia médica, deben contactar inmediatamente a su médico de confianza o llamar al 911. Bajo ninguna circunstancia los usuarios y/o lectores de Diario Salud, deben utilizar la información publicada para autoadministrarse tratamientos médicos y/o farmacológicos. Términos y condiciones