Endoscopía

Las técnicas de cirugía mínimamente invasiva ganan terreno en la medicina

Cirugías de cráneo y de columna son algunos de los procedimientos que se están realizando a través de estas prácticas. El endoscopio, como principal actor.

  • Antonella Prospitti
  • DiarioSalud.com
Modo resumen

Las cirugías mínimamente invasivas (también denominadas «MIS» Surgery Minimally Invasive), son aquellas en la que los médicos aplican una gran variedad de técnicas para realizar operaciones que produzcan menos daño en el cuerpo que los provocados por una cirugía tradicional o también llamadas “abiertas”.

Generalmente, la cirugía mínimamente invasiva provoca menor dolor, una recuperación más rápida, estadía más corta en el hospital y menos complicaciones.

Se realizan a través incisiones pequeñas en el cuerpo por las que se introducen tubos pequeños, cámaras e instrumentos quirúrgicos diminutos que proporcionan una visión clara y precisa del área de la cirugía ayudando al cirujano a operar con precisión, flexibilidad y control.

En Mendoza, el Hospital Santa Isabel de Hungría y sus profesionales realizan cada vez más este tipo de procedimientos: “Utilizamos un endoscopio que es un tubo con fibra óptica con una cámara, que permite ingresar a través de un espacio muy mínimo a una región del cuerpo. Con este tipo de prácticas logramos menos agresión sobre el paciente, obteniendo los mismos resultados que con una cirugía convencional”, explicó el Dr. Eduardo Olivella, especialista en neurocirugía y cirugía de columna espinal (Mat. 8792).

Entre las operaciones que se hacen en el nosocomio figuran las de base de cráneo (sobre lesiones como tumores en la hipófisis; cordomas; etc.) y próximamente la gran mayoría de técnicas de MIS que se utilizan en la actualidad para la cirugía espinal. «Por ejemplo, el tratamiento de una fractura osteoporótica en un paciente añoso, que podrá ser evaluada y  tratada a través de la piel (con la conexión de una aguja por el pedículo de la vértebra e inyección de cemento en el cuerpo vertebral); las técnicas de vertebroplastia o cifoplastia (de uso común en el medio); así como también las técnicas MIS tubulares (que permitirán acceder a través de la musculatura en forma percutánea con tubos que se van dilatando y tratar estenosis lumbares, hernias de disco, quistes artrosinoviales, o colocar tornillos en fracturas vertebrales)», contó el doctor.

El neurocirujano sumó a lo anterior la posibilidad de la adquisición de un endoscopio convencional o Easy Go por parte del hospital, ya que por el momento se utiliza un microscopio.

Cirugías de columna por endoscopio: lo que se viene

A la cirugía convencional de columna busca sumarse una nueva técnica: la endoscópica percutánea de columna. La misma es un conjunto de procedimientos por los cuales, a través de incisiones mínimas en la piel, se logra acceder a distintas áreas de la columna para realizar tratamientos.

Entre las terapias que se pueden efectuar, el especialista mencionó el tratamiento de una fractura osteoporótica en un paciente añoso (que, atendida a través de la piel y la conexión de una aguja por el pedículo, permite llegar al cuerpo vertebral e inyectarle cemento) y la operación de una hernia de disco o de una estenosis lumbar (a través de tubos).

«La idea es que este tipo de procedimiento se ponga en funcionamiento en las próximas semanas», declaró Olivella. Y continuó: «Esto ¿en qué nos favorece? Básicamente en que podemos evitar lo que se llama la línea media, para mantener el control postural o la biomecánica de la espalda. Entonces, al entrar por el costado del músculo, se favorece la recuperación del paciente”.

Con tal objetivo, el doctor realizará una capacitación en Brasil, perfeccionando la técnica y buscando brindar, junto al hospital, el mejor tratamiento posible a los pacientes. “Estamos trabajando hoy en una Unidad de Cirugía de Columna, con un equipo conformado por el coordinador, los neurocirujanos, los ortopedistas, los neurofisiólogos y los infectólogos, para prevenir todo aquello que se pudiera presentar. Nos hemos capacitado en los últimos 3-4 años y vamos por la tendencia mundial, que es hacer servicios de cirugía de columnas en combinación de traumatólogos, ortopedistas y neurocirujanos”, detalló.

Los beneficios que se obtendrían a través de la operación endoscópica son:

  • menor morbilidad con cirugías menos agresivas ;
  • menor tiempo quirúrgico;
  • incisiones más pequeñas que el de una cirugía convencional con la menor incidencia de complicaciones;
  • ampliar la indicación quirúrgica de tratamiento a personas en las que en la actualidad no está indicada por la morbimortalidad, o factores de riesgo que imposibilitan una cirugía convencional;
  • menos complicaciones en la rehabilitación y
  • una recuperación más rápida.

Hoy, Santa Isabel cuenta con una torre storz, la cual es parte del equipamiento que se necesita para este tipo de procedimiento, y con un microscopio para operar. Todo indica que la cirugía endoscópica o tubular será el futuro. «Como la cirugía laparoscopía abdominal que pasó a ser habitual, probablemente suceda lo mismo con la cirugía endoscópica percutánea de columna. Porque, en general, uno tiende a ser menos agresivo con sus pacientes y hacer lo que denominamos control de daño. Y este  tipo de cirugía nos lo permite”, finalizó Olivella.

En Mendoza, el Hospital Santa Isabel de Hungría (HSIH) y sus profesionales apuestan cada vez más por este tipo de procedimientos, y encuentran en el endoscopio la manera de realizarlos. “Un endoscopio es un tubo con fibra óptica con una cámara, que permite ingresar a través de un espacio muy mínimo a una región del cuerpo. Este tipo de cirugías ya se realizan en el hospital, y son mínimamente invasivas. Esto tiene que ver con aplicar menos agresión sobre el paciente, obteniendo los mismos resultados que con una cirugía convencional”, explicó Eduardo Olivella, especialista en neurocirugía (Mat. 8792).

Entre las operaciones que se hacen en el nosocomio figuran las de base de cráneo (atendiendo lesiones como tumores en la hipófisis; cordomas; mucoceles; estesioneuroblastomas; tumores de senos paranasales; fistula de LCR; encefaloceles; craneofaringiomas; condrosarcomas; neuralgia del trigémino; hemispasmofacial; control de resección de neurinomas del acústico; meningiomas y metástasis) y, próximamente, las percutáneas de columna.

Los beneficios que se obtienen a través de una operación endoscópica son:

• menor morbilidad;
• menor tiempo quirúrgico;
• un grosor de incisión mucho más pequeño que el de una cirugía convencional;
• menos complicaciones en la rehabilitación y
• una recuperación más rápida.

Para comentarios, propuesta de notas o inquietudes comunicate a lectores@diariosalud.com.ar

Las notas firmadas y los contenidos publicitarios no reflejan necesariamente la opinión de los editores. Los contenidos publicados por Diario Salud son de carácter exclusivamente informativo para los usuarios y/o lectores, por lo que todos los contenidos o informaciones facilitadas a los usuarios nunca sustituyen el juicio de un médico o profesional de la salud ni la necesidad de una consulta médica o del profesional de salud pertinente individualizada referida a un caso concreto. Si los usuarios pueden estar sufriendo una emergencia médica, deben contactar inmediatamente a su médico de confianza o llamar al 911. Bajo ninguna circunstancia los usuarios y/o lectores de Diario Salud, deben utilizar la información publicada para autoadministrarse tratamientos médicos y/o farmacológicos. Términos y condiciones