TECNOSALUD

Israel: Imprimen un corazón “vivo” en 3D

El mismo está conformado por tejidos humanos y vasos sanguíneos, y podría ser clave para prevenir rechazos en trasplantes.

  • Redacción Diario Salud
  • DiarioSalud.com
Modo resumen

Un equipo de la universidad de Tel Aviv presentó este lunes un prototipo de corazón humano impreso con tecnología 3D, un «gran avance», según ellos, en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y la prevención del rechazo de los trasplantes.

Los investigadores presentaron a la prensa ese corazón inerte del tamaño de una cereza inmerso en un líquido.

Pese a que subsisten numerosos obstáculos, los científicos esperan poder «imprimir» corazones en 3D que puedan ser trasplantados con un riesgo mínimo de rechazo en los pacientes que ya no dependerán de un eventual donante de órganos.

«Es la primera vez que se imprime un corazón integralmente con sus células y sus vasos sanguíneos. Es la primera vez que se utiliza materia y células provenientes del paciente», dijo el profesor Tal Dvir, director del equipo de investigación.

«Ya se ha conseguido imprimir la estructura de un corazón en tres dimensiones antes, pero no con células y vasos sanguíneos», insistió.

Esta vez los autores del estudio crearon un procedimiento que permite no sólo producir el hidrogel que sirve para moldear los parches cardíacos vascularizados, perfectamente compatibles con el receptor, sino también estructuras celulares enteras con sus principales vasos, como corazones (según publica la revista científica Advanced Science).

El “esqueleto” del órgano en 3D

El investigador israelí explicó cómo es el corazón: «está completo, vivo y palpita y ha sido hecho con células y biomateriales que vienen del propio paciente. Tomamos una pequeña biopsia de tejido graso del paciente, quitamos todas las células y las separamos del colágeno y otros biomateriales, las reprogramamos para que sean células madre y luego las diferenciamos para que sean células cardíacas y células de vasos sanguíneos. Después, se procesan los biomateriales para convertirlos en bio-tinta, que permitirá imprimir con las células».

Destacó que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortandad en los países industrializados. Pero, hasta ahora, los trasplantes de corazón son la única opción disponible para los pacientes con enfermedades graves de corazón. Por la cantidad limitada de donantes, numerosos pacientes mueren antes de un trasplante. Cuando alguno se beneficia de un trasplante, los cuerpos de muchos lo rechazan.

«Imprimimos un corazón entero que es completamente biocompatible con el paciente y no provocará respuesta inmunitaria», subrayó Tal Dvir.

Por ahora, los corazones producidos son del tamaño del de un conejo, pero su tamaño podría aumentarse para alcanzar el de un corazón humano.

«Quizás en 10 años haya impresoras de órganos en los mejores hospitales del mundo y estos procesos se llevarán a cabo de modo rutinario», vaticinó el director, aunque su impresión es que se empezará con órganos más simples que el corazón.

La multiplicación de una cantidad suficiente de células cardíacas en los biorreactores para lograr crear los tejidos necesarios para un corazón de tamaño humano es un punto crucial. Al igual que el «proceso de maduración», por el que las células del nuevo corazón podrán sincronizarse, provocar pulsaciones y finalmente permitir al órgano funcionar de manera autónoma.

La evolución tecnológica de las impresoras 3D podrá permitir obtener una mejor resolución y duplicar los pequeños vasos sanguíneos, y no sólo los más importantes como es el caso actualmente.

«Debemos seguir desarrollando el corazón impreso (…) las células deben constituirse de una capacidad de bombeo, ahora pueden contraerse, pero deben trabajar juntas», señaló Dvir.

En un primer momento se trasplantarán corazones impresos en animales, probablemente dentro de un año, estimó. «No quiero dar un calendario para ensayos clínicos en el hombre», concluyó.

Fuente: Clarín y AFP.

Un equipo de la universidad de Tel Aviv presentó este lunes un prototipo de corazón humano impreso con tecnología 3D, un «gran avance», según ellos, en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y la prevención del rechazo de los trasplantes. Los investigadores presentaron a la prensa ese corazón inerte del tamaño de una cereza inmerso en un líquido.

Cardiología
Para comentarios, propuesta de notas o inquietudes comunicate a lectores@diariosalud.com.ar

Las notas firmadas y los contenidos publicitarios no reflejan necesariamente la opinión de los editores. Los contenidos publicados por Diario Salud son de carácter exclusivamente informativo para los usuarios y/o lectores, por lo que todos los contenidos o informaciones facilitadas a los usuarios nunca sustituyen el juicio de un médico o profesional de la salud ni la necesidad de una consulta médica o del profesional de salud pertinente individualizada referida a un caso concreto. Si los usuarios pueden estar sufriendo una emergencia médica, deben contactar inmediatamente a su médico de confianza o llamar al 911. Bajo ninguna circunstancia los usuarios y/o lectores de Diario Salud, deben utilizar la información publicada para autoadministrarse tratamientos médicos y/o farmacológicos. Términos y condiciones