Síndrome Urémico Hemolítico

“La escherichia coli está en todos lados”

Así lo dijo el jefe de Internación del Hospital Pediátrico Alexander Fleming, Adrián Fernández, al referir que la bacteria no sólo está en las carnes mal cocidas. “Es un factor de higiene”, enfatizó.

  • Redacción Diario Salud
  • DiarioSalud.com
Modo resumen

El síndrome urémico hemolítico es un conjunto de signos y síntomas que se manifiestan generalmente cuando hay niveles elevados de desechos (urea) en la sangre y una gran destrucción de glóbulos rojos (hemolisis), lo que causa una lesión a nivel renal por sobrecarga del sistema de filtrado. Esa lesión puede traducirse como una insuficiencia renal aguda, lo que quiere decir que aumenta la urea y deja de funcionar el riñón. El mismo, además de dejar de funcionar para la urea, tampoco puede filtrar bien los líquidos. Y entonces, en el proceso del síndrome, se destruyen los glóbulos rojos y se empieza a anemizar.

Adrián Fernández, pediatra del Hospital Fleming, explicó que la bacteria entra en juego al generar una toxina, en los síndromes urémico hemolítico típicos: “la destrucción de los glóbulos genera liberación de la hemoglobina, encargada de transportar el hierro. Y al romperse la proteína, se genera mucha cantidad de urea, el riñón no la puede filtrar y sigue aumentando. La bacteria llega al intestino, y como la flora intestinal de los chicos no es capaz de destruirla, se multiplica. Por ello agrede más a niños que a adultos”.

El especialista, consultado por el lugar en donde puede encontrarse la bacteria, subrayó que puede estar en todos lados y que es un factor de higiene, por lo que no solamente está en las carnes. “También puede estar en varios alimentos mal cocidos y/o mal lavados, sobre todo, en los vegetales de hoja. Además, está en la mala limpieza que hay antes de cocinar los productos”.

Detección y tratamiento

Frente a la pregunta por la localización del síndrome, el doctor explicó que se realiza mediante análisis a pacientes que presentan algunos signos y síntomas sospechosos de S.U.H. (SÍNDROME URÉMICO HEMOLÍTICO). Sin embargo, en cuanto al tratamiento, manifestó que dependerá de los síntomas del paciente. “No todos los pacientes presentan los mismos síntomas. Sin embargo, si la bacteria está, se trata de apoyar la función renal del paciente. Y, en caso de que falle la función renal, se le hace diálisis hasta que recupere su función renal. Una vez recuperado, el paciente necesitará hacerse controles, porque pueden quedar secuelas, sobre todo si el riñón quedó muy dañado”.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación aconsejan acudir al pediatra si:

  • El niño presenta diarrea con sangre;
  • Hace poco pis;
  • Vomita; y/o está pálido

Medidas preventivas

  • Si bien el síndrome urémico hemolítico es una afección de gravedad, puede prevenirse.

¿Qué precauciones tomar?:

  • Lavarse las manos antes de tocar los alimentos;
  • No mezclar las carnes con las verduras;
  • No prepararlas en la misma tabla;
  • Lavar muy bien el material, los cubiertos, y después preparar el resto de las comidas;
  • Utilizar siempre agua segura para beber, cocinar e higienizarse;
  • Consumir leche y otros lácteos pasteurizados y conservados en la heladera;
  • Mantener los alimentos bien tapados y refrigerados.
  • Alimentar a tus hijos con leche materna durante los primeros 6 meses de vida; y esterilizar diariamente las mamaderas.

El síndrome urémico hemolítico es un conjunto de signos y síntomas que se manifiestan generalmente cuando hay niveles elevados de desechos (urea) en la sangre y una gran destrucción de glóbulos rojos (hemolisis), lo que causa una lesión a nivel renal por sobrecarga del sistema de filtrado. Esa lesión puede traducirse como una insuficiencia renal aguda, lo que quiere decir que aumenta la urea y deja de funcionar el riñón. El mismo, además de dejar de funcionar para la urea, tampoco puede filtrar bien los líquidos. Y entonces, en el proceso del síndrome, se destruyen los glóbulos rojos y se empieza a anemizar. El especialista, consultado por el lugar en donde puede encontrarse la bacteria, subrayó que puede estar en todos lados y que es un factor de higiene, por lo que no solamente está en las carnes. “También puede estar en varios alimentos mal cocidos y/o mal lavados, sobre todo, en los vegetales de hoja. Además, está en la mala limpieza que hay antes de cocinar los productos”.

Para comentarios, propuesta de notas o inquietudes comunicate a lectores@diariosalud.com.ar

Las notas firmadas y los contenidos publicitarios no reflejan necesariamente la opinión de los editores. Los contenidos publicados por Diario Salud son de carácter exclusivamente informativo para los usuarios y/o lectores, por lo que todos los contenidos o informaciones facilitadas a los usuarios nunca sustituyen el juicio de un médico o profesional de la salud ni la necesidad de una consulta médica o del profesional de salud pertinente individualizada referida a un caso concreto. Si los usuarios pueden estar sufriendo una emergencia médica, deben contactar inmediatamente a su médico de confianza o llamar al 911. Bajo ninguna circunstancia los usuarios y/o lectores de Diario Salud, deben utilizar la información publicada para autoadministrarse tratamientos médicos y/o farmacológicos. Términos y condiciones