Modo resumen

La Preeclampsia es una condición grave del embarazo y representa un peligro importante ya que muchos de sus signos no son evidentes, mientras que algunos síntomas parecen ser los efectos normales del embarazo sobre el organismo.

La preeclampsia es un tipo de hipertensión que se da durante el embarazo, si bien no es la denominada hipertensión gestacional. Se trata de la aparición de presión alta después de la semana número veinte de embarazo, que por lo general se asocia a la pérdida de proteína en la orina, que se conoce como proteinuria.

Una hipertensión que aparece después de la 20ª semana del embarazo y se asocia con problemas de riñón, hígado, sistema nervioso central o disminución del número de plaquetas también puede ser preeclampsia. Leé más sobre las distintas formas de hipertensión que se pueden dar en el embarazo, además de la preeclampsia: aquí

Muchas mujeres que sufren de preeclampsia no se sienten enfermas y a veces reaccionan con sorpresa o frustración cuando se les ordena el reposo absoluto o son hospitalizadas aun cuando se sienten bien.

La preeclampsia ocurre solamente durante el embarazo. Algunos síntomas de preeclampsia pueden incluir la hipertensión arterial y proteína en la orina que ocurre después de la semana 20 del embarazo. 

Los especialistas indican que la alta presión arterial durante el embarazo no indica necesariamente preeclampsia y, en cambio, puede ser una señal de otro problema. La preeclampsia afecta por lo menos 8.5% de los embarazos.

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar la Preeclampsia:

Una mamá primeriza; tener experiencia previa con hipertensión gestacional o preeclampsia; mujeres cuyas hermanas y madres tenían preeclampsia; mujeres con embarazos múltiples; mujeres menores de 20 años y mayores de 40 años; mujeres que tenían alta presión arterial o enfermedad renal antes del embarazo; mujeres que son obesas o que tienen un IMC de 30 o mayor.

¿Cuáles son los síntomas de la preeclampsia?

Preeclampsia Leve: hipertensión arterial, retención de líquidos y proteínas en la orina.
Preeclampsia Severa: dolores de cabeza, visión borrosa, incapacidad para tolerar la luz brillante, fatiga, náuseas/vómitos, orinar en pequeñas cantidades, dolor en lado derecho de la parte superior del abdomen, falta de aliento, y tendencia a moretones fácilmente.

¿Cómo puedo saber si tengo preeclampsia?

En cada chequeo prenatal a su médico controlará su presión arterial, los niveles de orina, y puede ordenar exámenes de sangre que puede mostrar si usted tiene preeclampsia. Su médico también puede realizar otras pruebas, que incluyen: un chequeo de las funciones renales y de la coagulación sanguínea; una ecografía para chequear el crecimiento de su bebé; y un ultrasonido Doppler para medir la eficiencia del flujo sanguíneo a la placenta.

¿Cómo se trata la preeclampsia?

El tratamiento depende de qué tan cerca está a su fecha de parto. Si usted está cerca de su fecha de parto, y el bebé está lo suficientemente desarrollado, el médico probablemente querrá provocar el parto tan pronto como sea posible.
Si usted tiene preeclampsia leve y su bebé no ha alcanzado pleno desarrollo, su médico probablemente le recomendará hacer lo siguiente:
–Reposar, acostada sobre su lado izquierdo para despegar el peso del bebé de los vasos sanguíneos principales
–Aumentar los chequeos prenatales
–Consumir menos sal
–Beber por lo menos 8 vasos de agua al día
–Cambiar su dieta para incluir más proteínas

Si usted tiene preeclampsia grave, el médico puede intentar de tratarla con medicamentos para la presión arterial hasta que esté lo suficientemente avanzada en su embarazo para que pueda dar a luz sin riesgo, y posiblemente con el reposo en cama, cambios en la dieta y los suplementos.

¿Cómo puede la preeclampsia afectar a la madre?

Si la preeclampsia no se trata de forma rápida y correctamente, puede llevar a complicaciones serias para la madre como insuficiencia hepática o renal y futuros problemas cardiovasculares.

También puede conducir a las siguientes condiciones que pueden ser mortales:
–La eclampsia: es una forma grave que lleva a las convulsiones en la madre.
–Síndrome HELLP (hemólisis, enzimas hepáticas elevadas y bajo conteo de plaquetas): es una condición que ocurre por lo general en una etapa avanzada del embarazo que afecta a la descomposición de los glóbulos rojos, como los coágulos de sangre, y la función hepática para el mujer embarazada.

¿Cómo afecta a mi bebé la preeclampsia?

La preeclampsia puede hacer que la placenta no obtenga suficiente sangre. Si la placenta no recibe suficiente sangre, su bebé recibe menos oxígeno y alimento. Esto puede resultar en un bajo peso al nacer. La mayoría de las mujeres todavía pueden dar a luz a un bebé sano si la preeclampsia se detecta a tiempo y se trata con cuidado prenatal regular.

¿Cómo puedo prevenir la preeclampsia?

Actualmente, no hay manera segura de prevenir la preeclampsia. Algunos factores que contribuyen a la hipertensión arterial pueden ser controlados y otros no. Siga las instrucciones de su médico acerca de la dieta y el ejercicio.

–Use poca sal en sus comidas
–Beba de 6 a 8 vasos de agua al día
–No coma muchos alimentos fritos o comida chatarra
–Descanse
–Haga ejercicio habitualmente
–Elevar sus pies varias veces durante el día
–Evite el consumo de alcohol
–Evite las bebidas que contengan cafeína
–Su médico puede sugerir que tome medicamentos prescritos y suplementos

preeclampsia.org
americanpregnancy.org

Ginecología y Obstreticia
Para comentarios, propuesta de notas o inquietudes comunicate a lectores@diariosalud.com.ar

Las notas firmadas y los contenidos publicitarios no reflejan necesariamente la opinión de los editores. Los contenidos publicados por Diario Salud son de carácter exclusivamente informativo para los usuarios y/o lectores, por lo que todos los contenidos o informaciones facilitadas a los usuarios nunca sustituyen el juicio de un médico o profesional de la salud ni la necesidad de una consulta médica o del profesional de salud pertinente individualizada referida a un caso concreto. Si los usuarios pueden estar sufriendo una emergencia médica, deben contactar inmediatamente a su médico de confianza o llamar al 911. Bajo ninguna circunstancia los usuarios y/o lectores de Diario Salud, deben utilizar la información publicada para autoadministrarse tratamientos médicos y/o farmacológicos. Términos y condiciones