ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Todo lo que necesitas saber sobre la gripe

Comienza la época del año en que, el cambio de temperatura, suele traer como consecuencia diversas enfermedades respiratorias. Una de las más frecuentes es la gripe. Qué es la Influenza; cuáles son sus síntomas; cómo se transmite; como se trata y previene.

  • Redacción Diario Salud
  • DiarioSalud.com
Modo resumen

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los días más fríos del año. Existen, tres tipos de virus de la gripe, de los cuales A y B, son los más habituales y la cepa A H1N1 (Gripe A).

 

Los principales síntomas se presentan a las 48 horas de efectuado el contagio y son la fiebre mayor a 38 ºC, tos, congestión nasal, dolor de garganta, de cabeza y muscular, malestar generalizado. En los niños pueden presentarse también problemas para respirar, vómitos o diarrea, irritabilidad o somnolencia.

 

La gripe, al igual que otras infecciones respiratorias, se transmite por contacto de secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones.

 

Para evitar el contagio es importante lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón; al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo; ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados; mantener limpios picaportes y objetos de uso común.

 

También es muy importante vacunar anualmente a todas aquellas personas que pertenezcan a grupos de riesgo de presentar complicaciones por influenza, estos grupos incluyen, a bebés entre 6 y 24 meses, adultos mayores, personas con enfermedades respiratorias y/u otras enfermedades crónicas o graves, embarazadas, puérperas y trabajadores de la salud.

 

 

En cuanto a su tratamiento la mayoría de los pacientes sólo requieren tratamiento sintomático, como antitérmicos, reposo e hidratación y se recuperan en una o dos semanas. Sin embargo algunos pacientes con enfermedades crónicas deben recibir tratamiento específico con antivirales, por lo que debe consultarse en un centro de salud.

 

Gripe A

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el hemisferio sur en 2018 circularán las cepas virus tipo B y virus tipo A (H1N1) y A (H3N2). Este último, según especialistas, se considera una cepa “poco frecuente” y fue responsable de una agresiva temporada de gripe en los Estados Unidos, con más de 34 millones de enfermos, 710 mil hospitalizaciones y 56 mil muertes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de ese país.

 

“Las personas que están en factores de riesgo tienen más chances de fallecer por gripe, por eso la prevención es tan importante”, explicó la infectóloga Carla Vizzotti, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

 

Vizzotti, aseguró que tras la última pandemia de 2009 los argentinos bajaron la alerta sobre la gripe. “Es muy común escuchar ‘me vacuné y me engripé igual’, y esto es un error. La vacuna es inactivada; es decir, no produce la gripe. Pero al no cubrir el 100 por ciento de virus que circulan –eso sería imposible–, se desestima. El objetivo de la vacunación es que la gente no se muera por gripe, no que no se enferme”.

 

Diario Salud te informa sobre la Campaña de Vacunación Antigripal en nuestro país, aquí.

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los días más fríos del año. Existen, tres tipos de virus de la gripe, de los cuales A y B, son los más habituales y la cepa A H1N1 (Gripe A).

 

Los principales síntomas se presentan a las 48 horas de efectuado el contagio y son la fiebre mayor a 38 ºC, tos, congestión nasal, dolor de garganta, de cabeza y muscular, malestar generalizado. En los niños pueden presentarse también problemas para respirar, vómitos o diarrea, irritabilidad o somnolencia.

 

La gripe, al igual que otras infecciones respiratorias, se transmite por contacto de secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones. Para evitar el contagio es importante lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón; al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo; ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados; mantener limpios picaportes y objetos de uso común.

 

También es muy importante vacunar anualmente a todas aquellas personas que pertenezcan a grupos de riesgo de presentar complicaciones por influenza, estos grupos incluyen, a bebés entre 6 y 24 meses, adultos mayores, personas con enfermedades respiratorias y/u otras enfermedades crónicas o graves, embarazadas, puérperas y trabajadores de la salud.

 

En cuanto a su tratamiento la mayoría de los pacientes sólo requieren tratamiento sintomático, como antitérmicos, reposo e hidratación y se recuperan en una o dos semanas.

 

Alergia e inmunologíaInfectologíaNeumonología
Para comentarios, propuesta de notas o inquietudes comunicate a lectores@diariosalud.com.ar

Las notas firmadas y los contenidos publicitarios no reflejan necesariamente la opinión de los editores. Los contenidos publicados por Diario Salud son de carácter exclusivamente informativo para los usuarios y/o lectores, por lo que todos los contenidos o informaciones facilitadas a los usuarios nunca sustituyen el juicio de un médico o profesional de la salud ni la necesidad de una consulta médica o del profesional de salud pertinente individualizada referida a un caso concreto. Si los usuarios pueden estar sufriendo una emergencia médica, deben contactar inmediatamente a su médico de confianza o llamar al 911. Bajo ninguna circunstancia los usuarios y/o lectores de Diario Salud, deben utilizar la información publicada para autoadministrarse tratamientos médicos y/o farmacológicos. Términos y condiciones